Domingo, 12 Junio 2016 18:56

Un hombre armado entró disparando la madrugada del domingo a la discoteca llamada Pulse. Momentos antes del tiroteo había llamado al 911 reivindicando el ataque a nombre de Estado Islámico. Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

De fiesta a tragedia

El sábado por la noche, la página de Facebook de la discoteca Pulse invitaba a disfrutar su acostumbrada fiesta latina de los sábados. "Llamamos a nuestros latinos, latinas, a todos cuanto aman el sabor latino", se lee en el anuncio acompañado por un video del cantante puertorriqueño Marc Anthony.

Orlando;Florida: 12/06/2016

 

Al menos 50 personas murieron y 53 resultaron heridas la madrugada de este domingo cuando un sujeto armado con un rifle de asalto y una pistola ingresó disparando dentro del conocido club gay de Orlando Pulse, en la que ya es considerada la masacre a tiros más mortífera ocurrida en Estados Unidos.

"Hemos revisado el edificio, y es con gran tristeza que les informo que no son 20 sino 50 las muertes, incluyendo al atacante", dijo el alcalde de Orlando, Buddy Dyer, en una rueda de prensa.

"Parece que fue organizado y bien preparado", dijo John Mina, jefe de la policía de la ciudad, que confirmó la cifra de fallecidos. El responsable fue identificado como Omar Seddique Mateen, estadounidense de padres afganos, de 29 años y residente en Port St. Lucie, Florida.

El rifle utilizado por el agresor fue un AR-15, el mismo modelo utilizado en las masacres  de la escuela primaria Sandy Hook, en Connecticut, donde un pistolero mató a unas 26 personas -la mayoría niños- en 2012, así como en otro tiroteo en un cine de Aurora, Colorado, donde murieron 12 personas.

Todo termino  con la muerte del atacante.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mencionó que tienen suficientes elementos para asegurar que lo ocurrido en el club gay Pulse es "un acto de terror y odio", aunque explicó que aún se evalúan las "motivaciones precisas" de Omar Mateen para llevar adelante el tiroteo.

 

"Ningún acto de terror u odio puede cambiar lo que somos", aseguró el mandatario al leer un breve comunicado en el que informó que el FBI investiga la masacre como un "acto de terrorismo" e intentará determinar los nexos del atacante con grupos extremistas.

Visto 10776 veces
MxM